Películas


  
  



 

SWEENEY TODD THE DEMON BARBER OF FLEET STREET, de George King

VILLANO VICTORIANO | por Santiago García

Versión clase B realizada en la década del treinta del legendario personaje Sweeney Todd. Gran oportunidad para conocer a ese gran actor llamado Tom Slaughter.



Tod Slaughter fue un consumado villano de los comienzos del cine sonoro británico. Se especializó en films melodramáticos asociados a lo macabro. Tuvo una importante carrera en el teatro. Interpretó a Sherlock Holmes y D´Artagnan. Pero a los 49 años, en 1934, debutó en el cine donde hizo una versión de bajo presupuesto de mucho de sus amados personajes victorianos. De los muchos papeles que interpretó el más perdurable, y el que lo acompañó hasta su muerte ocurrida en 1956, fue el Sweeney Todd. El famosísimo (aunque nunca se probó su existencia) asesino victoriano cuyo trabajo de barbero le aportó un lado siniestro inolvidable ha tenido desde el siglo XIX una presencia notable en la cultural popular. Sweeney Todd The Demon Barber of Fleet Street (1936) fue la primera version cinematográfica sonora de esta historia y sin duda una de las más importantes. Luego el musical volvió mucho más famoso al personaje y le siguieron varias adaptaciones, incluso del musical. La más famosa actualmente es la que dirigió Tim Burton en el año 2007, con Johnny Depp en el rol protagónico.

En la versión de 1936 se observa el bajo presupuesto de la producción y una idea bastante elemental de puesta en escena, aunque nunca deja de ser funcional al relato. Aun así, es terriblemente siniestra y la violencia de la historia original no puede alivianarse. Tod Slaughter, por otro lado, está en su mejor forma y su estampa siniestra explica perfectamente su predilección por estos personajes de la época victoriana. Con aires dickensianos en todo el relato, la película se abre paso de forma simple pero sin perder jamás el interés. Slaughter sin duda se roba necesariamente el show en una película cuyo protagonista es la clave para su buen resultado. Su aspecto encaja muy bien con la historia y se explica que amara tanto este personaje que siguió interpretando en teatro hasta su muerte.

Como apunte interesante y divertido a la vez, la película posee un prólogo contemporáneo ambientado en Londres y también un epílogo. Es un barbero el que le cuenta a un nuevo cliente la historia de Sweeney Todd. Esas escenas, además de mostrar hermosos exteriores de Londres de 1936, también le aportan un poco de humor extra. El humor negro inglés es el broche ideal para esta película perfecta para conocer a ese actor llamado Tod Slaughter y su universo de personajes siniestros.





 

©2005-2017 Revista Leer Cine. Todos los derechos reservados.

Home | Películas | Series | Libros | Cursos de Cine | Cine Clásico | Cine Argentino | Cine Oriental
Novedades y Lanzamientos | Entrevistas | Newsletter | Edición Impresa | Quienes Somos | Contacto
 Web Design www.imkt.com.ar